Diccionario de Esoterismo por Adolfo Pérez Agustí

Diccionario de Esoterismo por Adolfo Pérez Agustí

Titulo del libro: Diccionario de Esoterismo

Autor: Adolfo Pérez Agustí

Número de páginas: 110 páginas

Fecha de lanzamiento: April 7, 2013

Obtenga el libro de Diccionario de Esoterismo de Adolfo Pérez Agustí en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Descargar PDF Leer on-line

Adolfo Pérez Agustí con Diccionario de Esoterismo

El esoterismo (del griego esoterikós) se refiere a lo oculto, lo reservado y lo inaccesible al vulgo, doctrina que los filósofos de la antigüedad no comunicaban sino a un corto número de sus discípulos. En ella trataban de dar explicación a lo que era impenetrable o de difícil acceso para la mente, llegando a convertirse con el paso de los tiempos en una asignatura paracientífica despreciada por muchos y aplaudida por otros tantos.
Tan importantes han sido las materias esotéricas en la antigüedad, que el propio budismo recomienda la práctica de ciertos ejercicios para llegar a sentir experiencias místicas que de otra manera nunca se alcanzarían. Se cree que los primeros misioneros de la disciplina esotérica habrían llegado a China a comienzos del siglo VII, y allí establecieron una escuela llamada la secta de Chen-yen (la palabra verdadera). La organización consiguió un gran éxito, en parte por los poderes milagrosos que supuestamente se lograban a través de los ritos esotéricos, y porque fue adoptada por la elite política china. El conocimiento de estas prácticas, en un principio secretas, profundizaba en el simbolismo más recóndito y los ritos muy estudiados como medio para lograr la iluminación. Con el tiempo perfeccionaron los mantras (en sánscrito, 'instrumento de pensamiento'), las frases u oraciones mágicas mediante las cuales invocaban al sol en el amanecer para buscar la bendición deseada, aunque también las había relacionadas con la magia negra si con ello podían perjudicar al enemigo.
En nuestra tradición occidental, sin embargo, la utilización del término "esotérico" tiene quizá connotaciones más peyorativas, pues casi siempre se le relaciona exclusivamente con la adivinación mediante las cartas de Tarot. Pero las ciencias esotéricas abarcan mucho más, especialmente todas aquellas materias que se escapan al raciocinio científico e incluso a la filosofía, entrando en la complejidad del alma, del Más Allá, y hasta en las divinidades, confundiéndose en ocasiones con las religiones. El problema es que el esoterismo se une también a la parapsicología, pues esta materia igualmente estudia, con más o menos fortuna, los fenómenos llamados paranormales, que son aquellos no explicables mediante teorías físicas, biológicas o psicológicas. Ambas ciencias inexactas, la esotérica y la parapsicológica, navegan por mares escabrosos y llenos de neblinas, de mundos que nunca podremos alcanzar a voluntad ni mucho menos reproducir en un laboratorio, pero no por ello menos interesantes que otras ciencias más definidas.
La conclusión es que resulta difícil encuadrar el esoterismo en alguna de las ramas del saber humano, pues no es una ciencia, ya que para ello se requiere que los fenómenos estudiados se puedan reproducir a voluntad. Tampoco es simplemente un estudio, una asignatura inexacta como podría serlo el psicoanálisis, pues apenas hay una metodología y ni siquiera existe una universidad que controle esas enseñanzas. Más probablemente, el esoterismo es sencillamente el análisis de unas sensaciones, unas vivencias, y de multitud de hechos físicos que cambian por completo la vida de las personas privilegiadas que los han vivido.